miércoles, 25 de febrero de 2015

¡Qué no sea yo ese diablo con una cámara!

No hay comentarios: