martes, 18 de noviembre de 2014

                                   

Recorro tu cuello
Polvoriento de sombras
Mecida por un barco
entre marejadas de polvo
y tardes desganadas
No sé nada más que tus manos
pájaros de la tarde.

No hay comentarios: