martes, 10 de marzo de 2015

La tarde animal 
sucumbe a la desesperación
perros salivan ladridos
Que quieren ser palabras
que quizá lo sean...
y qué es lo que dicen
que el hombre 
no es amigo 
¡Su hocico es un clamor 
que me aterra!
¿A quién llaman 
despavoridos?
Ahí sólo un muro de ladrillos
Orínes acre perpetuados
Círculos de heces
Donde un hombre ebrio

miércoles, 4 de marzo de 2015


¿Qué voy hacer con mi ojo enfurecido y endiablado que te cubre sin sueño?

miércoles, 25 de febrero de 2015

¡Qué no sea yo ese diablo con una cámara!

lunes, 23 de febrero de 2015


El pico de un pájaro
Me levanta
Lento
Aletargado
Lento
Como tu escorpión muerto
Palidezco. 

domingo, 15 de febrero de 2015

Mi cueva tiembla de hambre y de humo.

Mi cueva tiembla
De hambre y de humo.
Yo solo tengo mi cámara
Mi pobreza alegre...
Este diablo que te desviste.
Mi cueva de huesos,
El cuerno que te desnuda.
Yo no tengo nada más que palabras,
Mi ojo de fuego que te acaricia sin sueño.
Sin sueño.

lunes, 2 de febrero de 2015

(Notas frente a un espejo y una mesa)


No vas a quejarte de esta ruina. Ni de la flor flamante que te sacude los sesos. Esta vez no lo  harás. La madrugada es un animal sediento que te afila los dientes, pero no vas a cantar.

Esa cintura enmarañada y esos dulces senos como dos grandes palabras que te silencian, que no te dejan tranquila y que esculcas despacio. Son todo en esta noche platina, de mujer y de poeta en que la luna te mece como su niño muerto.

Esta noche de tambores furiosos en que no puedes ser quien quieres ser. Solo tus palabras de pobre idiota. 





martes, 18 de noviembre de 2014

                                   

Recorro tu cuello
Polvoriento de sombras
Mecida por un barco
entre marejadas de polvo
y tardes desganadas
No sé nada más que tus manos
pájaros de la tarde.